La Ciudad  »  Una Pinzellada sobre Mataró

Una Pincelada sobre Mataró

Mataró, capital de la comarca del Maresme, es una ciudad viva, en transformación constante y con un patrimonio cultural importante que la dota de personalidad propia. Su privilegiada situación geográfica -por un lado el mar y por el otro la cordillera litoral- hace que las condiciones climáticas de Mataró sean idóneas para disfrutar de la ciudad.

La ciudad de Mataró tiene el privilegio de tener su origen en la época romana. La valiosa herencia de esta época se manifiesta en la villa romana de Torre Llauder, de finales del siglo I aC, y en los últimos hallazgos en el núcleo antiguo. Paseando por las calles del centro de la ciudad se puede hacer un recorrido ágil por su historia, un recorrido que desde la antigua Iluro romana nos permite disfrutar, también, del barroco, encontrar influencias arquitectónicas coloniales y contemplar una muestra destacada del modernismo de la mano de uno de sus máximos representantes: el arquitecto mataronense Josep Puig i Cadafalch.

Mataró es una ciudad para vivir. Todo invita a pasar un buen rato, tanto de día como de noche, especialmente en verano: la oferta gastronómica acurada y diversa, de la cual destaca el plato más tradicional, la sepia con guisantes; el frente marítimo, con el puerto deportivo y pesquero, que tiene más de mil atracaderos; los restaurantes; las terrazas, las playas. La ciudad también ofrece al visitante un gran abanico de oferta comercial: los tradicionales mercados propios del mediterráneo y las tiendas, donde se pueden encontrar todo tipo de productos, marcas internacionales, objetos de regalo y productos de diseño.

Mataró es una ciudad consolidada y bien comunicada con el entorno metropolitano y con el resto de comarcas de Cataluña. La red de comunicaciones hace que el acceso a la ciudad sea fácil, tanto con transporte público como con transporte particular.

Son todos estos motivos, entre otros, los que hacen que Mataró sea una ciudad que destaca por su excelente calidad de vida. Los servicios, las zonas verdes, la situación privilegiada que tiene como ciudad abierta al mar y la amplia oferta de actividades propia de una ciudad dinámica con todo tipo de acontecimientos (culturales, lúdicos, deportivos y de ocio) son algunos aspectos que hacen de la ciudad un lugar interesante para visitar y un lugar idóneo para residir.