Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Vivienda y COVID-19

Escuchar

Vivienda y COVID-19

En esta página encontrará información sobre las medidas de vivienda desplegadas para hacer frente a la situación generada por la COVID-19.

Las personas afectadas pueden informarse en la Oficina Local de Vivienda mediante el teléfono de información 937578538 en horario de 8:30 a 14:00 horas.

Para ser atendidos presencialmente deben solicitar cita previa por uno de los siguientes canales:

 

Para otras consultas también se dispone del correo electrónico pumsa@pumsa.cat.

 

 

Medidas conducentes a procurar la moratoria de la deuda arrendamiento para las personas arrendatarias de su vivienda habitual en situación de vulnerabilidad económica debido al COVID-19 (Real Decreto Ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente a la Covid-19, relacionados con el alquiler de la vivienda habitual).

¿Qué puedo hacer?

  • En primer lugar, contacte a la persona propietaria (o su administrador / a) e intente llegar a un acuerdo que sea adecuado para las dos partes.
  • Si no hay acuerdo y usted cumple las condiciones que se exponen más abajo, solicite el aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta previsto en el Decreto Ley 11/2020.

Además de las medidas extraordinarias por la Covid-19, usted puede:

  • Solicitar una ayuda al pago total o parcial del alquiler de la vivienda habitual durante 6 meses para personas afectadas por la COVID-19.
  • Solicitar una ayuda al pago del alquiler en la convocatoria que se publica cada año por parte de la Agencia de la Vivienda de Cataluña. Ahora mismo, la convocatoria está cerrada pero se abre anualmente hacia el mes abril.
  • Solicitar una prestación de especial urgencia para atender situaciones puntuales de impagos del alquiler.
  • En los casos más graves, contactar con los servicios sociales municipales para recibir atención respecto otras necesidades del hogar.
     

 ¿Cómo y hasta cuando puedo solicitar el aplazamiento?

Si previamente no se ha llegado, con carácter voluntario, a un acuerdo entre las partes para el aplazamiento (definido en el siguiente punto), se podrá solicitar al gran tenedor el aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta previsto en el Decreto Ley 11/2020.

La solicitud juntamente con la documentación correspondiente podrá presentarse a la entidad propietaria de la vivienda hasta el día 2 de julio de 2020.

 

¿En qué consiste el aplazamiento?

Una vez se le ha enviado la documentación pertinente al arrendador, éste comunicará expresamente al arrendatario, en el plazo máximo de 7 días laborables, su decisión, elegida entre las siguientes alternativas:

a)  Una reducción del 50% de la renta con un máximo de 4 meses. Esta se podrá prolongar durante el tiempo que dure el estado de alarma decretado por el Gobierno y las mensualidades siguientes si aquel plazo fuera insuficiente en relación con la situación de vulnerabilidad provocada debido al Covid-19, con un máximo en todo caso de cuatro meses.
b)  Una moratoria en el pago de la renta que se aplicará de forma automática con un máximo de 4 meses. Esta afectará al período de tiempo que dure el estado de alarma decretado por el Gobierno y las mensualidades siguientes, prorrogables una a una, si aquel plazo fuera insuficiente en relación con la situación de vulnerabilidad provocada debido al Covid-19, sin que puedan superarse, en ningún caso, los cuatro meses.

Las mensualidades aplazadas se fraccionarán durante al menos tres años y siempre dentro del plazo a lo largo de la cual continúe la vigencia del contrato de arrendamiento o cualquiera de sus prórrogas.

La persona arrendataria no tendrá ningún tipo de penalización y las cantidades aplazadas serán devueltas a la persona arrendadora sin intereses.

 

 ¿Qué requisitos debo cumplir para acceder al aplazamiento?

Para poder acceder al aplazamiento usted debe estar en una situación de vulnerabilidad definida a partir del cumplimiento de TODOS los siguientes requisitos:

1. Que como resultado de la crisis de la Covid-19, pase a estar:

  • En situación de desempleo,
  • En un Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE),
  • o, que haya reducido su jornada por motivo de cuidados, u otras circunstancias   similares, que en caso de ser empresario (autónomo) supongan una pérdida sustancial de ingresos.

2. Que por estas circunstancias, el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria.

  • No supere el límite de tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual (en adelante IPREM), es decir, 1.613,52 €.
  • Se establecen variaciones límite del IPREM:
    • Se incrementará en 0,1 veces el IPREM por cada hijo a cargo a la unidad familiar (53,78 €) El incremento aplicable por hijo a cargo será de 0,15 veces el IPREM por cada hijo en el caso de unidad familiar monoparental (80,68 €).
    • Se incrementará en 0,1 veces el IPREM por cada persona mayor de 65 años miembro de la unidad familiar (53,78 €).
    • En caso de que alguno de los miembros de la unidad familiar tenga declarada discapacidad superior al 33%, situación de dependencia o enfermedad que le incapacite acreditadamente de forma permanente para realizar una actividad laboral, el límite previsto en el subapartado a) será de cuatro veces el IPREM (2.151,36 €), sin perjuicio de los incrementos acumulados por hijo a cargo.
    • En caso de que la persona obligada a pagar la renta sea persona con parálisis cerebral, con enfermedad mental o con discapacidad intelectual, con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33%, o persona con discapacidad física o sensorial, con un grado de discapacidad reconocida igual o superior al 65 por ciento, así como en los casos de enfermedad grave que incapacite acreditadamente, a la persona oa su cuidador, para realizar una actividad laboral, el límite previsto en el subapartado a) será de cinco veces el IPREM (2.689,20 €).

 
3. Que la renta de alquiler, más los gastos y suministros básicos, resulte superior o igual al 35% de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar.A estos efectos, se entenderá por «gastos y suministros básicos» del importe del coste de los suministros (si corresponden satisfacer al arrendatario según contrato):

  • de electricidad
  • gas
  • gasóleo para calefacción
  • agua corriente
  • los servicios de telecomunicación fija y móvil
  • y las posibles contribuciones a la comunidad de propietarios

Se entiende por unidad familiar:

  • la persona o personas obligadas a la renta,
  • su cónyuge no separado legalmente o pareja de hecho inscrita.
  • y los hijos, con independencia de su edad, que residan en la vivienda, incluyendo los vinculados por una relación de tutela, guarda o acogimiento familiar y su cónyuge no separado legalmente o pareja de hecho inscrita, que residan en la vivienda .

No se entenderá que concurren los supuestos de vulnerabilidad económico cuando la persona arrendataria o cualquiera de las personas que componen la unidad familiar que habita aquella sea propietaria o usufructuaria de alguna vivienda en España (con algunas excepciones).
 

 ¿Qué documentación debo presentar?

1. Documentación que acredite que usted ha sido afectado por la crisis de Covid-19.

  • Si usted es trabajador por cuenta ajena: un certificado expedido por la entidad gestora de las prestaciones, en el que figure la cuantía mensual percibida en concepto de prestaciones o subsidios por desempleo. Puede obtenerse por medio de la sede electrónica de la seguridad social, o en las Oficinas.
  • Si usted es trabajador por cuenta propia: En caso de cese de actividad de los trabajadores por cuenta propia, mediante certificado expedido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o el órgano competente de la Comunidad Autónoma, en su caso, sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado.

2. Documentación que acredite el número de personas que forma la unidad familia.

  • Libro de familia o documento acreditativo de pareja de hecho.
  • Certificado de empadronamiento relativo a las personas empadronadas en la vivienda, con referencia al momento de la presentación de los documentos acreditativos ya los seis meses anteriores. Puede obtenerse en la sede electrónica del Ayuntamiento de Mataró.
  • Declaración de discapacidad, de dependencia o de incapacidad permanente para realizar una actividad laboral.

3. Titularidad de los bienes:
Nota simple del servicio de índices del Registro de la Propiedad de todos los miembros de la unidad familiar. Desde la página web oficial de los Registradores de la propiedad se informa que si se necesita una nota simple para acreditar la situación de vulnerabilidad económica se puede solicitar por correo electrónico en el Registro de la Propiedad donde tenga inscrita su vivienda habitual o, si procede, a cualquiera de los Registros de la ciudad donde tenga su residencia habitual incorporando necesariamente fotocopia del DNI de la persona sobre la que deba expedir la información o, en su caso, de todos los miembros de la unidad familiar.

4. Declaración responsable de deudor o deudores relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos para considerarse sin recursos económicos suficientes según el Real Decreto.

Si no pudiera aportar alguno de los documentos requeridos, podrá sustituirlo mediante una declaración responsable que incluya la justificación expresa de los motivos, relacionados con las consecuencias de la crisis del Covid-19, que le impiden esta aportación.

Tras la finalización del estado de alarma y sus prórrogas dispondrá del plazo de un mes para la aportación de los documentos que no hubiera facilitado.
 

 Soy inquilino de una vivienda del Ayuntamiento de Mataró

Si usted es arrendatario de una vivienda de parque público de viviendas del Ayuntamiento de Mataró, contacte con la empresa pública PUMSA al correo pumsa@pumsa.cat.

Si cumple los requisitos establecidos por el Decreto Ley 11/2020 podrá beneficiarse del aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta tal como se ha descrito.

Si usted no cumple algunos de los requisitos establecidos por el Decreto Ley 11/2020 podrá optar a una bonificación del 30%. La bonificación tendrá un carácter excepcional y una duración máxima de 4 meses (desde abril a julio 2020 ambos incluidos). Está destinado a unidades familiares que puedan acreditar una disminución de los ingresos como consecuencia de la situación vivida durante el estado de alarma para el brote de Covid-19 (reducción de sueldo por expedientes de regulación temporales de empleo, o cualquier otro medio de prueba admitido en derecho que lo justifique; si es empresario o profesional reducción de sus ingresos en un porcentaje 75% por cualquier medio de prueba admitido en derecho o si cesa la actividad, el certificado de declaración de cese de actividad emitido por el Agencia Estatal de la Administración Tributaria.

 

 ¿Puedo acceder a las ayudas transitorias de financiamiento que regula el Real decreto ley?

Si. Ya se pueden solicitar los préstamos avalados por el Estado a las entidades bancarias.

Se tendrá que rellenar el formulario "Solicitud préstamos alquiler.pdf" disponible en los archivos adjuntos al final de ésta página.

En el caso de ser beneficiario de uno de los préstamos avalados por el Estado dentro del programa de ayudas transitorias de financiamiento, el gran tenedor levantará la moratoria en el pago de la renta de alquiler y el consecuente fraccionamiento de sus cuotas.

Archivos adjuntos

Modificación excepcional y transitoria de las condiciones contractuales de Arrendamiento al caso de arrendadores no comprendidos entre a los recogidos en el artículo 4 como consecuencia del impacto Económico y Social de la COVID-19.

¿Qué puedo hacer?

  • En primer lugar, contacte a la persona propietaria (o su administrador / a) e intenta llegar a un acuerdo que sea adecuado para las dos partes.
  • Si no hay acuerdo y usted cumple las condiciones que se exponen más abajo, solicitar el aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta previsto en el Decreto Ley 11/2020.

Además de las medidas extraordinarias por la Covid-19, usted puede:

  • Solicitar una ayuda al pago total o parcial del alquiler de la vivienda habitual durante 6 meses para personas afectadas por la COVID-19.
  • Solicitar una ayuda al pago del alquiler en la convocatoria que se publica cada año por parte de la Agencia de la Vivienda de Cataluña. Ahora mismo, la convocatoria está cerrada pero se abre anualmente hacia el mes abril.
  • Solicitar una prestación de especial urgencia para atender situaciones puntuales de impagos del alquiler.
  • En los casos más graves, contactar con los servicios sociales municipales para recibir atención respecto otras necesidades del hogar.
     

¿Cómo y hasta cuando puedo solicitar el aplazamiento o reducción de la cuota de la renta?

Si previamente no de ha llegado, con carácter voluntario, a un acuerdo entre las partes para el aplazamiento o reducción de la cuota de renta del alquiler, se puede presentar una solicitud para el aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta a la persona propietaria de la vivienda hasta el 2 de julio de 2020.

Una vez recibida la solicitud, la persona arrendadora deberá comunicar a la arrendataria, en el plazo máximo de 7 días laborables:

  • si acepta las condiciones de aplazamiento o de fraccionamiento aplazado de la deuda propuestas por el arrendatario
  • o, si no, las posibles alternativas que plantea con relación a los mismos.

 

¿Puede la persona propietaria negarse a la solicitud de aplazamiento? 

Sí, a diferencia de los grandes tenedores y empresas públicas, no están obligados a conceder un aplazamiento y pueden negarse.

Ahora bien, para poder acceder a futuros avales y ayudas, será necesario haber solicitado este aplazamiento y haber recibido respuesta negativa (con la excepción de personas con situación de vulnerabilidad).

Por esto es importante que se guarde comprobante por escrito de dicha solicitud y rechazo por parte del propietario de la vivienda.

 

¿Qué ayudas prevé el nuevo RDL para pagar el alquiler y como solicitarlo? 

En caso de que el arrendador no acepte ningún aplazamiento, y el arrendatario cumpla los requisitos de vulnerabilidad económica que se determinen, el Real decreto ley contempla la posibilidad de:

  • Solicitar un préstamo a una entidad bancaria y que será destinado exclusivamente al pago de la renta del alquiler, por importe de hasta seis mensualidades y a devolver por un período máximo de diez años. Éste préstamo no genera ningún tipo de gasto ni interés, cuenta con el aval del Estado a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y ya se puede solicitar a la entidad bancaria aportando el formulario adjunto "Solicitud préstamos alquiler.pdf" disponible en los archivos adjuntos al final de ésta página.
  • Solicitar una subvención para atender el pago parcial o total del alquiler siempre y cuando se cumplan determinadas condiciones, sin detallar hasta el momento.

 

 

Archivos adjuntos

Ayudas al alquiler para contribuir a minimizar el impacto económico y social de la COVID-19.

De acuerdo con la Resolución TES/1199/2020, de 29 de mayo, a partir del día 4 de junio del 2020, se suspende, de forma cautelar, la presentación de solicitudes de éstas ayudas, hasta que la tramitación y valoración de las solicitudes presentadas permitan analizar la suficiencia del crédito que haga viable la continuación o no de la presentación de nuevas solicitudes.

Convocatoria suspendida

 

La Agencia de la Vivienda de Catalunya ha publicado las condiciones de acceso a las ayudas para contribuir a minimizar el impacto económico y social de la Covid-19 en los alquileres de la vivienda habitual. La ayuda se puede conceder por un importe máximo de 6 meses de la renta de alquiler, desde abril a septiembre del año 2020 por un importe máximo mensual de 750 €. En el caso de Mataró, la Oficina Local de la Vivienda gestiona la campaña colaborando con la Agencia de la Vivienda, ofreciendo toda la información necesaria, asistencia y apoyo al ciudadano.

Esta línea de ayudas son específicos y directos para pagar un máximo de 6 mensualidades de alquiler, desde abril a septiembre de 2020, por un valor máximo de 4.500 € (750 € por 6 meses).

La subvención se dirige a familias arrendatarias que se encuentren en situación de desempleo, Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE), o que hayan visto reducida su jornada de trabajo de manera que les suponga una pérdida de ingresos.

Los destinatarios son familias con gastos de alquiler y los suministros básicos que superen el 35% de sus ingresos. La ayuda que se concederá será directa y deberá destinarse o bien a pagar la cuota mensual del alquiler o bien cancelar los micro-créditos que la familia haya pedido.

La solicitud se presentará preferentemente de forma telemática. Toda la información, requisitos, documentación y trámite AQUI

Como alternativa, para su solicitud de forma presencial, se puede pedir cita previa en la Oficina Local de Vivienda de Mataró por uno de los siguientes canales:

Prórroga extraordinaria, los contratos de alquiler de la vivienda habitual por una período máximo de 6 meses, cuando estos finalicen entre el día 2 de abril de 2020 y el día en que hayan transcurrido 2 meses desde que se ponga fin a la estado de alarma (Real decreto ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente a la Covidien-19, relacionados con el alquiler de la vivienda habitual).

 

¿Qué puedo hacer?

  • En primer lugar, contacte a la persona propietaria (o su administrador / a) e intenta llegar a un acuerdo que sea adecuado para las dos partes.
  • Si no se llega a un acuerdo, siempre que el contrato finalice después del 2 de abril y antes del día en que haga 2 meses desde la finalización del estado de alarma, tiene derecho a una prórroga del contrato de alquiler por un máximo de 6 meses.

 

¿Cómo lo tengo que hacer?

  • NO se trata de un prórroga automática. Es necesario que el inquilino lo solicite a la persona propietaria, a ser posible por algún medio que permita tener una constancia que se ha hecho la solicitud. Al final de esta página puede descargar un modelo tipo para hacer dicha solicitud al propietario.
  • El propietario está obligado a aceptar esta prórroga extraordinaria.
     

¿Cuáles son los requisitos que tengo que cumplir?

  • El Real Decreto no establece ningún requisito que el arrendatario tenga que cumplir.
     

 

Archivos adjuntos

Descripción de la moratoria para el pago de mi hipoteca prevista en el Real Decreto Ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del Covid-19 y el Real Decreto Ley 11 / 2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19.

 ¿Qué es y cuál es su objetivo?

Desde el pasado 19 de marzo hasta un mes después de la finalización del estado de alarma se puede presentar una solicitud para la moratoria (suspensión) de la deuda hipotecaria ante la entidad financiera con la que se firmó por la adquisición de su vivienda habitual para que suspenda el pago de la deuda hipotecaria (amortización de capital e intereses) durante el plazo de un mes, sin perjuicio de las prórrogas que puedan acordarse por parte del gobierno español y, durante este plazo no se podrán devengar intereses, no se podrán cobrar intereses moratorios ni se podrán aplicar la cláusula de vencimiento anticipado del contrato.

Asimismo, la entidad financiera dispone de 15 días para conceder la moratoria siempre que se cumplan los requisitos del punto siguiente.

Una vez concedida la moratoria la entidad financiera deberá comunicar al Banco de España su existencia y duración a efectos contables y de no imputación de ésta en el cómputo de provisiones de riesgo.

Por otra parte, la persona deudora de un crédito o préstamo garantizado con hipoteca que se haya beneficiado de las medidas de moratoria sin reunir los requisitos de vulnerabilidad económica exigidos, será responsable de los daños y perjuicios que se hayan podido producir, así como de todos los gastos generados por la aplicación de estas medidas de flexibilización, sin perjuicio de las responsabilidades de otro orden que la conducta de la persona deudora haya podido dar lugar. El importe de los daños, perjuicios y gastos no puede ser inferior al beneficio indebidamente obtenido por la persona deudora por la aplicación de la norma.

También incurrirá en responsabilidad la persona deudora que voluntaria o deliberada busque situarse o mantenerse en los supuestos de vulnerabilidad económica con el fin de obtener la aplicación de estas medidas, que debe acreditar la entidad financiera que tuviera concertado el préstamo o crédito.

 

¿Cuáles son los requisitos?

Que a consecuencia de la emergencia sanitaria ocasionada por Covid-19, me encuentre en una situación de vulnerabilidad económica, que supone cumplir todos estos requisitos:

1. Si soy un trabajador por cuenta ajena esté en situación de desempleo o, si soy un empresario o profesional, haya sufrido una pérdida sustancial de mis ingresos o que deba soportar una caída de las ventas de más del 40%.

2. Que los ingresos de mi unidad familiar * (formada por el deudor, su cónyuge no separado legalmente o pareja de hecho inscrita y los hijos, con independencia de su edad, que residan en la vivienda, incluyendo los vinculados por una relación de tutela, guarda o acogimiento familiar y su cónyuge no separado legalmente o pareja de hecho inscrita, que residan en la vivienda) del mes anterior a la solicitud, no superen los 1.613,52 euros mensuales. Sin embargo, este máximo se amplía a 2.151,36 euros mensuales cuando la unidad familiar, que está compuesta por los cónyuges y sus descendientes bajo tutela que conviven juntos, tengan algún miembro con una discapacidad reconocida superior al 33% (intelectual ) o al 65% (sensorial o física) o con una enfermedad grave que le incapacite para trabajar. Si es la persona deudora principal quien sufre esta discapacidad, el límite de ingresos aumenta hasta los 2.689,20 euros mensuales. Además, estos ingresos máximos se podrán incrementar en 53,78 euros por cada hijo a cargo o 80,67 euros por hijo, si la familia es monoparental.

3. Que la cuota hipotecaria, más los gastos y suministros básicos de la vivienda (luz, agua, gas, teléfono fijo y móvil, cuota de la comunidad) supere el 35% de los ingresos netos familiares.

4. Que como consecuencia de la emergencia sanitaria, la carga hipotecaria en relación con los ingresos se haya multiplicado por al menos 1,3..

 

 ¿Qué documentación hay que presentar?

Aparte de la solicitud de la moratoria * antes mencionada, ante la entidad financiera también se presentará la siguiente documentación:

a) Certificado de la prestación de desempleo con la cantidad mensual.
b) Si es empresario o profesional y cesa la actividad, el certificado de declaración de cese de actividad emitido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria.

c) Número de personas que residen en la vivienda (se puede demostrar con los siguientes documentos):

  • Libro de familia o documento acreditativo de pareja de hecho.
  • Certificado de empadronamiento relativo a las personas empadronadas en la vivienda, con referencia a el momento de la presentación de los documentos acreditativos ya los seis meses anteriores.
  • Declaración de discapacidad, de dependencia o de incapacidad permanente para realizar una actividad laboral.

d) Titularidad de los bienes:

  • Nota simple del Registro de la Propiedad de todos los miembros de la unidad familiar.
  • Escrituras de compraventa de la vivienda y de concesión del préstamo con garantía hipotecaria.

e) En el caso de que se solicite la moratoria de la deuda hipotecaria por el préstamo hipotecario para una vivienda de alquiler de acuerdo con la letra c) del artículo 19, deberá aportar el correspondiente contrato de arrendamiento.

f) Declaración responsable relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos por considerarme sin recursos económicos suficientes según el Real Decreto Ley 8/2011.

Asimismo si no pudiera aportar alguno de los documentos requeridos en las letras a) a e), podré sustituirlo/s de forma provisional con la misma declaración responsable si incluyo la justificación expresa de los motivos, relacionados con las consecuencias de la crisis del Covid-19, que hayan impedido esta aportación.

Tras la finalización del estado de alarma y sus prórrogas dispondrá del plazo de un mes para la aportación de los documentos que no hubiera facilitado.

 

¿Cuál es la fecha límite en que se puede solicitar?

 
Desde el pasado 19 de marzo hasta un mes después de la finalización del estado de alarma.

 

Cómo y dónde se puede presentar la solicitud?

 
La solicitud se presentará a la entidad financiera con la que tiene la hipoteca.

 

Que pasa una vez presentada la solicitud?

Una vez realizada la solicitud de la moratoria la entidad acreedora procederá a su estudio en un plazo máximo de 15 días.

Si no se concede la moratoria, los importes exigibles no se considerarán vencidos.

Si se concede la moratoria, la entidad acreedora comunicará al Banco de España su existencia y duración. Su aplicación es automática aunque se formalizará en escritura pública e inscribirse en el Registro de la Propiedad. Pero todos los gastos que ello genere serán satisfechas por la entidad que otorgó la hipoteca.

 

¿Qué efectos supone la concesión de la moratoria?

Supone la suspensión del pago de la cuota de la hipoteca (capital principal y / o intereses), durante el plazo de tres meses (aunque este plazo podrá ser ampliado por acuerdo del consejo de ministros) así como la inaplicación de la cláusula de vencimiento anticipado si constase en el contrato. Tampoco se devengan intereses por mora durante la suspensión.

 

¿Dónde puedo recibir más información?

Para consultas o asesoramiento pueden dirigirse al servicio de 'Ofideute', a través del correo ofideute@gencat.cat de la Agencia de la Vivienda de Cataluña.

Archivos adjuntos

Suspensión de procedimiento de desahucio y de los lanzamientos en caso de hogares vulnerables sin alternativa habitacional durante un plazo máximo de 6 meses desde el día 2 de abril de 2020, fecha de la entrada en vigor del Real Decreto Ley 11/2020, de 31 de marzo.

Con la finalización del estado de alarma, cuando se tramiten procedimientos de desahucio regulado en la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, derivado de contratos de arrendamiento de vivienda sujetas a la Ley 29 / 1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos, si la persona arrendataria acredita ante el Juzgado encontrarse en una situación de vulnerabilidad social o económica sobrevenida como consecuencia de los efectos de la expansión del COVID-19, que le imposibilite encontrar una alternativa habitacional para sí y para las personas con las que conviva, esta circunstancia será comunicada por el letrado de la Administración de Justicia a los servicios sociales competentes y se iniciará una suspensión extraordinaria del acto de lanzamiento.

Si no estuviera señalado el lanzamiento por no haberse agotado el plazo de 10 días al que se refiere el artículo 440.3 de la LEC no haberse celebrado la vista, se suspenderá el plazo o la celebración de la vista hasta que se adopten las medidas que los servicios sociales competentes estimen oportunas.

El período máximo de suspensión es de 6 meses desde la entrada en vigor de este real decreto ley.

Además, el pasado 13 de marzo el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña acordó la suspensión de actuaciones judiciales programadas que no tuvieran el carácter de urgentes, entre las que se encuentran los procedimientos judiciales de ejecución hipotecaria, de desahucio por falta de pago y de expiración de contrato y de desahucio por no disponer de título habilitante a la vivienda y los lanzamientos que se derivan.

 

Documento Tipo de respuesta por parte de un propietario a una solicitud de aplazamiento de alquiler...

application/msword Resposta a una sol·licitud d'ajornament.doc — 51.5 KB